Tendencias tecnológicas para el 2024

- Publicidad -

El centro tecnológico Eurecat prevé que 2024 será el año de la explotación de la Inteligencia Artificial Generativa, que dará lugar a soluciones desarrolladas para una gran cantidad de sectores, incluyendo la salud, la construcción, la manufactura, la educación, las finanzas, el comercio y la administración.

A este respecto el director científico de Eurecat, Daniel Casellas, pone de relieve “el enorme potencial que se abre para conseguir que los nuevos desarrollos tecnológicos en el ámbito de la Inteligencia Artificial Generativa se transfieran a los diferentes sectores, de modo que las soluciones generen nuevas oportunidades, sean sostenibles y refuercen la resiliencia industrial”.

Según subraya la directora científica del Área Digital de Eurecat, María Eugenia Fuenmayor, la Inteligencia Artificial Generativa “ha causado un gran impacto y sin duda seguirá siendo tendencia en 2024, donde evolucionará a modelos más avanzados, multimodales, con más eficiencia y precisión que los actuales y con mejoras en la ética y transparencia de los resultados”.

“Como toda tecnología de reciente trayectoria y, en este caso, además de enorme poder de transformación, la IA Generativa está siendo objeto de reflexión por parte de las empresas en cómo utilizar su gran capacidad de generación de contenidos, como por ejemplo textos, imágenes, vídeos, código y audio para innovar y aumentar la productividad y creatividad”, señala María Eugenia Fuenmayor.

Sin embargo, especifica, para poder entrar definitivamente en los procesos automáticos de las empresas, los grandes modelos de lenguaje “deben mejorar en diversos aspectos, como la enorme cantidad de recursos que consumen, la adaptación de los modelos a necesidades específicas, la poca explicabilidad de sus resultados y la posibilidad de incluir sesgo e información incorrecta en las respuestas”.

Para mitigarlo, según expone la directora científica del Área Digital de Eurecat, en 2024 “incluirá tendencias que acompañarán a los grandes modelos de lenguaje y la AI Generativa en general en el proceso evolutivo, especialmente la IA ética, incluyendo temas de privacidad, sesgo, discriminación y explicabilidad, la IA cuántica a nivel de exploración y la ciberseguridad”.

El año de la IA Generativa en la industria

Según el director científico del Área Industrial de Eurecat, Ricard Jiménez, durante el próximo año “la IA Generativa también irá ganando terreno en el mundo de la manufactura y se posicionará en prácticamente todos los eslabones de las cadenas de suministro de muchos sectores, con el objetivo principal de optimizarlas, para mejorar eficiencia, incrementar calidad, reducir costes, acelerar procesos o reducir riesgos”.

De acuerdo con su visión, “esta tendencia se abrirá a todos los sectores donde exista diseño de producto, donde los softwares de diseño generativo podrán volcar grandes cantidades de propuestas de diseño cumpliendo los requerimientos preestablecidos por el usuario”.

En opinión del director científico del Área Industrial de Eurecat, “los ámbitos del control de la calidad y el mantenimiento predictivo también serán invadidos por los algoritmos de machine learning, que cada vez estarán mejor entrenados, por lo que serán capaces de detectar cualquiera patrón de datos que prevea tanto una quiebra de la máquina como un defecto de producto”.

Asimismo, argumenta, “la mezcla de los modelos de AI Generativa y los Digital Twins también catapultarán la planificación de la producción y la logística a un nuevo nivel, dado que se podrán simular gran cantidad de escenarios y predecir oferta-demanda, disponibilidad de materias primas y todo tipo de recursos”.

A su vez, “la IA Generativa también será un facilitador para la expansión de la automatización de procesos industriales y, en particular, la robótica, que dará un gran salto, donde una de las aplicaciones más disruptivas la veremos en la interacción humano-robot”, un aspecto que propiciará la aparición de los primeros robots en el ámbito de la salud y atención al cliente, como es el caso de un prototipo de robot asistencial para aplicaciones de salud mental que está desarrollando Eurecat.

La Inteligencia Artificial Generativa, protagonista también en el sector de la salud

En palabras del director científico del Área de Biotecnología de Eurecat, Francesc Puiggròs, “se percibe que la explosión del potencial de la Inteligencia Artificial Generativa será protagonista también en el sector de la salud”.

En paralelo al establecimiento de las bases del marco normativo para su uso, la capacidad de esta tecnología “para ir más allá del uso de algoritmos definidos y patrones existentes, y poder utilizar redes neuronales de aprendizaje automático para generar un contenido que simula la creatividad humana, será clave para aplicar las Big Data del sector salud, interpretar ingentes cantidades de datos biológicos y acelerar la innovación” en este ámbito.

Como ejemplos, Francesc Puiggròs apunta “a la automatización de procesos para acelerar el descubrimiento de principios biológicos para ser aplicados en el sector farmacéutico o en el alimentario, el análisis automático de texto científico para optimizar el diseño experimental para validarlos y descubrir nuevos productos eficientes para el bienestar humano o la detección y clasificación de imágenes para detectar, diagnosticar y tratar, en un tiempo hasta ahora impensable, gradaciones de tumores o síntomas de patologías incipientes”.

Circularidad de los metales en los ciclos urbanos e industriales

Desde el punto de vista medioambiental, la circularidad de las aleaciones metálicas en los ciclos urbanos e industriales será una tendencia clave durante 2024, en un contexto donde “globalmente nos enfrentamos a retos significativos, como el cambio climático, la descarbonización y el aseguramiento de acceso a fuentes de energía y agua seguras, así como a la disponibilidad de recursos críticos”, indica el director científico del Área de Sostenibilidad de Eurecat, Joan de Pablo.

Actualmente, argumenta, Europa “presenta una alta dependencia de importaciones de elementos y concentrados de elementos críticos, puesto que los recursos primarios del continente no son suficientes para cubrir la mayoría de estos materiales”. Este hecho, explica, ha dado lugar al uso de fuentes secundarias, “promoviendo el reciclaje de los ciclos urbanos e industriales de estos materiales, así como la exploración de fuentes alternativas, la sustitución por otros elementos no críticos o la reducción de su utilización o contenido, siguiendo el principio de sustitución”.

En su opinión, ambas estrategias “son fundamentales para asegurar un suministro a largo plazo y para ser menos dependientes de las limitaciones geopolíticas”.

De acuerdo con su visión, los elementos tecnológicos “son fundamentales para la economía en general y para el desarrollo de productos y tecnologías destinadas a impulsar una transición hacia una sociedad descarbonizada”, dentro de un concepto que “abarca aquellos elementos que desempeñan un papel clave en este contexto, tanto a nivel europeo como en cualquier región industrializada”.

Dentro de la Unión Europea, estos elementos se han clasificado como materias primas críticas, entre las cuales están el litio, los metales llamados tierras raras, el cobalto, el fósforo, el titanio y el magnesio, entre otros. En este marco, el programa sobre materias críticas tiene como objetivo principal “fomentar una sociedad competitiva y sostenible, por la que es esencial disponer de estos materiales en cantidades suficientes ya costes competitivos”, detalla el director científico del Área de Sostenibilidad de Eurecat.

 

- Publicidad -