Stratasys acelera la expansión hacia la fabricación aditiva para la producción en masa

Stratasys Ltd. anuncia que ha completado la adquisición de Origin, efectiva a partir del pasado 31 de diciembre. Esta adquisición añade la solución de fabricación aditiva centrada en el software de Origin el cual ofrece la mejor tecnología de impresión de su clase basada en el procesamiento digital de luz para aplicaciones de polímeros orientadas a la producción.

«La finalización de esta adquisición marca un importante hito para Stratasys, posicionándonos para generar ingresos incrementales significativos a partir de una amplia gama de nuevas oportunidades de mercado para la producción en masa«, afirma el CEO de Stratasys, Yoav Zeif. «Confío en que las innovadoras soluciones de Origin serán claves para el fuerte crecimiento de la compañía a partir de 2021 y nos ayudarán a seguir realizando nuestro objetivo estratégico de fortalecer nuestra posición de liderazgo como ‘primera opción’ para la impresión en 3D con polímeros».

Como ya se indicó anteriormente el pasado mes de diciembre, la compañia espera que el impacto de la adquisición en los beneficios por acción de Stratasys acelere la tasa de crecimiento de la empresa.

Con sede en San Francisco, Origin es pionera en un nuevo enfoque de fabricación aditiva de piezas de uso final. Origin One, la impresora 3D de la compañía, utiliza la fotopolimerización programable para controlar con precisión la luz, el calor y la fuerza, entre otras variables, para producir piezas con una precisión y consistencia excepcionales.

La empresa trabaja con una red de socios para desarrollar una amplia gama de materiales de calidad comercial para su sistema, lo que da como resultado algunos de los materiales más resistentes y resistentes en la fabricación aditiva. La compañía fue fundada en 2015 y está dirigida por ex-alumnos de Google y Apple. Los inversores incluyen a Floodgate, DCM, Mandra Capital, Haystack, TDK Ventures, la Universidad de Stanford y Joe Montana.