Smart Factory by aggity: Inteligencia Artificial en la Industria 4.0

La Inteligencia Artificial (IA) permite el diseño, desarrollo e implementación de nuevos métodos y sistemas de gestión y análisis de datos, pasando de un enfoque reactivo a uno proactivo o predictivo.

La transformación digital de la industria favorece la automatización de los procesos, potencia las capacidades de la mano de obra y contribuye al desarrollo de nuevos productos.

La aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial ha contribuido a que en los últimos años se produzca un impulso de la cuarta revolución industrial o Industria 4.0. El uso de tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT) ha propiciado la implantación en las fábricas de procedimientos de automatización inteligentes.

Esto permite que, por ejemplo, sistemas físicos como las cadenas de montaje se conecten y comuniquen con otros digitales. La firma de análisis Accenture estima que el uso de la IA en la industria supondrá doblar la tasa de crecimiento anual en 2035.

La automatización de tareas es solo uno de los beneficios del uso de la IA en la transformación digital de las plantas de producción, otro es la mejora de la productividad de la mano de obra.

La sistematización de determinados procesos permite a los trabajadores dedicarse a tareas en las que la IA tiene poco valor añadido y que, generalmente, son más creativas. En este sentido, la IA ayuda a las organizaciones a identificar el potencial y potenciar las capacidades del capital humano para mejorar su rendimiento y tasa de rentabilidad.

Junto a la automatización de tareas y la mejora de capacidades de la mano de obra, la consultora añade un tercer beneficio no menos importante: la IA es un componente esencial para innovar en la industria. Por un lado, porque acelera el diseño y desarrollo de nuevos productos y, por otro lado, elimina parte de los costes que suelen ir asociados a estos procesos.

Datos que impulsan la transformación

La IA permite el diseño, desarrollo e implementación de nuevos métodos y sistemas de gestión y análisis de datos, pasando de un enfoque reactivo a uno proactivo o predictivo. La plataforma Smart Factory by aggity integra el uso de técnicas de Inteligencia Artificial, aprendizaje profundo (deep learning) y redes neuronales inteligentes (ANN, por sus siglas en inglés) que, aplicadas al sector de la producción, facilitan la transformación digital de la industria.

Gracias al análisis con algoritmos que se adaptan a cada necesidad, esta solución convierte todo el volumen de datos de los procesos industriales en información fácilmente interpretable. Es así como es posible controlar y evaluar el rendimiento en cada proceso, además de ayudar a prevenir problemas en la fábrica, a gestionar la calidad de los productos y a trabajar con la mejor operativa posible.

Según datos recogidos por aggity, el despliegue de estas soluciones se traduce en un incremento medio de la productividad del 35%, así como en la reducción en un 95% del uso de papel. También se consigue reducir los plazos de entrega un 27%, el «work in progress» un 24% y los no conformes un 21%; además de acortarse en un 72% el tiempo de recogida de datos.