SEAT lanza una nueva forma de trabajar más flexible, sostenible y digitalizada

SEAT ha habilitado un nuevo modelo de trabajo para fomentar un entorno laboral dinámico y flexible, que favorezca la conciliación de la vida personal y laboral. La nueva iniciativa, denominada “Smart Work”, tiene como objetivo principal implementar una nueva cultura corporativa más sostenible y ágil, y por otro lado, dar un paso más en la transformación digital de la compañía.

La iniciativa Smart Work combina presencia en la oficina con el trabajo a distancia y está basado principalmente en la confianza mutua entre el compañía y el empleado. Los empleados que se adhieran a esta iniciativa podrán desempeñar de forma online sus funciones hasta dos días a la semana desde cualquier lugar, organizándose su propio horario entre las 6 y las 20h.

Esta nueva forma de trabajo incluye un acuerdo de desconexión digital que señala que el empleado tiene derecho a no responder cualquier tipo de comunicación fuera de su horario laboral. Para poder solicitar el Smart Work, es totalmente indispensable ocupar una posición que permita trabajar a distancia y haber finalizado una formación sobre Prevención de Riesgos Laborales (PRL).

De 5.554 personas de SEAT que pueden optar por esta nueva modalidad, ya se han inscrito más de 1000 durante la primera semana de implementación. El proyecto ha sido diseñado ad-hoc para ajustarse al máximo a las necesidades de la plantilla y, para ello, más de 2.400 trabajadores han participado activamente a través de encuestas en el desarrollo de los principales puntos de este nuevo sistema flexible.

La COVID-19, un banco de pruebas para el Smart Work

Durante el confinamiento provocado por el coronavirus, SEAT puso a prueba la infraestructura digital de la compañía, una sólida y rápida transformación que permitió contar con más de 5 mil empleados teletrabajando.

Durante los meses que duró el confinamiento, se identificaron mejoras en la organización, como una mayor agilidad, eficiencia de las reuniones y duración, que incrementaron la productividad de los equipos que se encontraban trabajando a distancia. Asimismo, en ese periodo se multiplicó por siete el número de usuarios diarios conectados a una red VPN, y las reuniones por Office 365 (Skype y TEAMS) se quintuplicaron. Es por ello que el equipo de IT de SEAT se adaptó rápidamente a las nuevas circunstancias y amplió el número de dispositivos portátiles, aumentó el ancho de banda y duplicó y reforzó la capacidad de conexiones VPN.

En este sentido, todos los cambios experimentados durante los meses de aislamiento han constituido una prueba piloto para confirmar que la productividad y el Smart Work son dos términos perfectamente compatibles.