MAMBO, el primer barco fabricado con una impresora 3D

MAMBO, abreviatura de «Motor Additive Manufacturing Boat«, es el primer barco del mundo hecho con una impresora 3D, con la ayuda de los robots de KUKA. Con 6 metros y medio de largo, 2 metros y medio de ancho y con un peso de 800 kilos, el barco ha sido terminado en manos de expertos.

La idea de construir un barco mediante la ayuda de la impresión 3D y los robots KUKA, surgió de la empresa italiana Moi Composites la cual contó con la ayuda de los principales expertos del sector de la automatización y la industria de la construcción naval para realizar el proyecto.

Impresión en 3D automatizada en la construcción naval

En las fábricas de Autodesk en Birmingham se llevó a  cabo el primer 50 % del barco utilizando robots de KUKA para poder fabricar las piezas del fuselaje y otras piezas. Paralelamente, la otra mitad del barco se estaba imprimiendo en Milán con la ayuda de un KR QUANTEC de KUKA. Una vez fabricadas las 2 mitades, finalmente se llevó a cabo el proceso de ensamblaje en un astillero Milán.

A través de las diferentes ubicaciones, los fabricantes quieren demostrar uno de los puntos fuertes de la impresión en 3D con robots industriales: la producción flexible in situ. Este proceso se basó en la nube, para que de esta manera el equipo de Moi Composites pudiera supervisar el progreso en cualquier momento.

El barco de fibra de vidrio revoluciona el diseño de la construcción naval

Los cofundadores de Moi Composites Gabriele Natale y Michele Tonizzo quieren alentar a los fabricantes de barcos tradicionales a aprovechar las ventajas de la automatización a través de la innovadora impresión en 3D con robots industriales. Con este nuevo método de fabricación no solo se ahorra tiempo y material, sino que también se ofrece nuevas posibilidades de diseño no existentes anteriormente.

La construcción naval tradicional es mucho menos flexible que la impresión en 3D. Los robots tienen la libertad y la precisión para crear cualquier forma geométrica imaginable que de otra manera sería imposible.

El barco de fibra de vidrio coge forma con la ayuda de KUKA

En el barco MAMBO todas las piezas están hechas de fibra de vidrio, todas ellas impresas en 3D usando la «Continuous Fiber Manufacturing» (CFM) patente de Moi Composites. Este proceso de impresión en 3D comienza como un modelo tridimensional que se procesa mediante un software y se realiza con robots como el KR QUANTEC.

La CFM no solo ayuda a ahorrar peso innecesario si no que también permite imprimir un núcleo que hace que el barco sea más estable. Otras ventajas que ofrece esta tecnología son el endurecimiento en tiempo real sin necesidad de formas específicas. Esto permite reducir los costes y rentabilidad a las empresas, incluyendo la fabricación de lotes pequeños que a su vez pueden incluso diferir unos de otros.