- Publicidad -

La Covid-19 fomentará una nueva movilidad que potenciará la implantación de tecnologías emergentes como son las que permiten la interacción de los pulsadores sin contacto con las superficies, también llamadas touchless, las cuales, según el centro tecnológico Eurecat, experimentarán una alta demanda en espacios vinculados al transporte público, los lugares de ocio, los ascensores o los espacios de trabajo, para dar respuesta a los nuevos hábitos de comportamiento que ha introducido el coronavirus.

En este sentido, Eurecat ya ha participado en el diseño y en el desarrollo de los primeros prototipos de un producto sanitario con botones capacitivos touchless para la empresa catalana dedicada a la manufactura ferroviaria Rolen Technologies & Products, con sede en Sabadell, mediante un sistema que se puede aplicar para activar cualquier mecanismo destinado a los usuarios en el interior de un tren.

Se trata de una necesidad que empieza a detectarse en sectores como el aeronáutico, el ferroviario y el transporte marítimo, así como en los autobuses, las máquinas expendedoras, las zonas comunes de los edificios y en los hospitales”, explica el director de la Unidad de Impresión Funcional y Dispositivos Integrados de Eurecat, Paul Lacharmoise.

Nuevas soluciones basadas en electrónica impresa y plastrónica

Para hacer posible la sustitución de botoneras tradicionales y superficies táctiles para una solución touchless, Eurecat prevé un incremento de tecnologías basadas en electrónica convencional, así como también en electrónica impresa o plastrónica. Esta última permite la sencilla integración de electrónica en prácticamente cualquier superficie, dotando así de nuevas funcionalidades.

Estas soluciones, detalla Lacharmoise, “facilitan la sustitución de botoneras de ascensores o botones de apertura de puertas de vehículos de transporte colectivo por una placa superpuesta, que sustituye el botón tradicional y se conecta al cableado existente, de manera que no sean necesarias modificaciones en el sistema de control”.

La plastrónica, también conocida como In Mold Electronics, es una tecnología emergente que une la electrónica impresa y los materiales plásticos y que tiene como objetivo la obtención de productos de alto valor añadido dotándolos de funciones o prestaciones avanzadas, fabricados a gran escala. Mediante la combinación de la impresión funcional y la hibridación de componentes electrónicos con procesos de transformación más tradicionales como la inyección, es posible conseguir dispositivos ligeros, con nuevas funcionalidades integradas en piezas con geometrías complejas.

Situada en Cerdanyola de Vallès, la planta piloto de plastrónica de Eurecat es pionera en Europa. Está compuesta por dos salas blancas que permiten la combinación ordenada de los procesos de fabricación necesarios: impresión, hibridación, termoformado e inyección de plástico.

La apuesta por la plastrónica por parte de Eurecat apoya claramente la necesidad cada vez mayor por parte de las empresas en términos de optimización de procesos, nuevas tecnologías de transformación y manufactura, así como la obtención de productos de mayor valor añadido que incorporen nuevas funciones y sistemas más complejos, personalizables e inteligentes.

 

- Publicidad -