La automoción impulsa la innovación en plastrónica

La plastrónica, una tecnología emergente que permite la integración de electrónica en piezas de plástico, superará, de acuerdo con los estudios que evalúan su implantación, los 5 billones de euros en el año 2026 a nivel global, gracias a la demanda de innovaciones vinculadas al diseño de productos que incorporan, por ejemplo, pantallas flexibles, mandos hápticos que permitan una respuesta interactiva o botonería invisible, especialmente en auge en el sector de la automoción.

El centro tecnológico Eurecat (miembro de Tecnio) cuenta con un equipo especializado en nuevos sistemas de funcionalización de piezas de plástico mediante electrónica embebida, que “será una de las próximas revoluciones en el campo del diseño de productos innovadores y la optimización de procesos industriales”, señala el director de Tecnologías Industriales de Eurecat, Xavier Plantà, con motivo de la feria ChemPlast Expo, que comienza ayer en Madrid.

La electrónica tradicional “se basa en hardware y en accionamientos mecánicos que activan componentes electrónicos que se montan en piezas de plástico”. En cambio, los nuevos procesos desarrollados por Eurecat permiten incorporar electrónica embebida en las piezas de plástico “en un único paso de fabricación”, remarca Plantà.

Esta posibilidad tecnológica hace que los procesos de manufactura con electrónica embebida en plástico sean “muy interesantes para la fabricación de todas las piezas que tengan electrónica mecánica, como las consolas de los vehículos, los mandos del aire acondicionado, los accionamientos de las luces o revestimientos de las puertas del coche”, detalla el director de Tecnologías Industriales de Eurecat.

La electrónica embebida, añade, “es también muy interesante para la fabricación tanto de grandes como de pequeños electrodomésticos”, dado que “se pueden realizar los accionamientos electromecánicos con electrónica embebida de forma optimizada”.

Con el fin de dar a conocer las aplicaciones de la plastrónica, denominada también in-mold electronics, Eurecat presenta esta semana en ChemPlast Expo, un demostrador del juego electrónico Simon hecho con circuitos electrónicos embebidos en una pieza de plástico transparente que le aporta la funcionalidad.

Se trata de una pieza polimérica que ha sido impresa electrónicamente, termoformada y sobreinyectada con superficie funcional y que ha sido seleccionada como finalista en los ChemPlast Awards, en la categoría de “Mejor proyecto de investigación para la industria”, un galardón que reconoce la iniciativa más vanguardista del sector enfocada a la investigación.

Eurecat es también finalista en los ChemPlast Awards dentro de la categoría dedicada al “Mejor caso de éxito colaborativo de economía circular” para un proyecto de valorización de fibras de carbono procedentes de composites fuera de uso para la fabricación de una pieza estructural ligera para el sector del transporte.

El centro tecnológico también muestra en la feria una impresora 3D que puede imprimir piezas de longitud infinita a partir de materiales innovadores desarrollados por Eurecat, con aplicación en el sector automoción para la fabricación de piezas de longitud extrema, como viguetas de refuerzo, rejas frontales y de radiadores, así como perfiles de larga longitud, entre otros elementos.

 

- Publicidad -