Hay que sensibilizar a las empresas de la necesidad de transformación digital

La Comisión Industria 4.0 de los Ingenieros de Cataluña ha reconocido la iniciativa, esfuerzo y capacidad de poner el talento al servicio de la comunidad, de los proyectos de respiradores generados desde el entorno tecnológico e industrial catalán para hacer frente a la COVID-19.

El V Fórum Industria 4.0, que se celebró el pasado 12 de junio en formato virtual, ha premiado los proyectos AER-0 (CDEI-UPC), AIRE v5 (DOGA), DAR (GasN2), GARROTXA (NOEL Alimentaria), LEITAT1 (LEITAT), MAR (MOSE Serveis d’Enginyeria), OXYGEN (SEAT), Q-VENT (QEV TECHNOLOGIES) y RESPIRA (GPA Innova).

La Consellera d’Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, remarcó en el cierre del acto que hay que sensibilizar a las empresas de la necesidad de transformación digital y que la COVID-19 ha sido un gran catalizador”. Por su parte, Alfons Cornella, fundador de Infonomía, incidió en los cuatro retos a los que se enfrenta Europa, para no quedar atrasada tecnológicamente: sacar el máximo partido a la desglobalización actual, la automatización y optimización de procesos, ampliar la base científica aplicable a los procesos tecnológicos y “alimentar a los campeones”, es decir, dar más oportunidades a aquellas empresas que demuestran un mayor rendimiento y eficiencia. Para Cornella, la COVID-19 ha sido un test importante sobre el funcionamiento de las cadenas de suministro.

Joan Guasch, director del área de Programas Públicos de Eurecat, señaló que “las tecnologías no han cambiado por la COVID-19 pero los mercados sí”. Es por eso, explicó Guasch, que Catalunya debe enfrentarse -para poder adaptarse al ritmo de la industria 4.0- a los retos de la interconectividad, interoperabilidad de los sistemas, aumento del conocimiento tecnológico, disponibilidad de proveedores de soluciones y colaboración abierta.

En el decurso de la jornada, diferentes expertos de la Comisión Industria 4.0 trataron aspectos como si nos encontramos ante un cambio de modelo industrial y si la innovación y el open source ayudaron en la gestión de la crisis. También se debatió sobre la inteligencia artificial como herramienta para el control de la epidemia y de la población y sobre si ha llegado la hora del gemelo digital de productos en los procesos deslocalizados, entre otros.

El decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, Josep Canós, presentó el documento de 40 medidas y propuestas que ha elaboradi el Colegio para que la industria sea el vector de la recuperación económica, con cuatro ejes básicos: la innovación, la internacionalización, la transformación digital y la sostenibilidad. “Debe haber voluntad colectiva para hacer de Catalunya un país industrial, una medida no solo económica sino también social y que implica a todo el país”, defendió Canós.