Ford avanza en el desarrollo de Vehículos Autónomos

Desde su fundación en 1999, una pequeña empresa de Saline, Michigan, ha trabajado en la vanguardia de la robótica móvil para numerosos clientes, incluido el ejército de los Estados Unidos. Aunque no es muy conocida por el público, Quantum Signal ayudó a los militares a desarrollar un software que les permitía controlar vehículos robóticos desde miles de kilómetros de distancia. Incluso construyó un entorno de simulación robusto capaz de probar diseños de vehículos autónomos que se utilizan en la actualidad.

Aunque Quantum Signal ha operado con relativa discreción durante las últimas dos décadas, Ford lleva siguiendo su trabajo desde hace un tiempo. En los últimos años, Ford ha ido reuniendo a un equipo de expertos en desarrollo de software, simulación y machine learning de todo el mundo, a medida que acelera el desarrollo de vehículos autónomos, y estamos orgullosos de anunciar que el equipo se está haciendo cada vez más grande y formidable.

Para avanzar aún en su objetivo de lanzar un área de negocio de vehículos autónomos, Ford ha adquirido Quantum Signal y aprovechará su amplia experiencia en simulación en tiempo real y desarrollo de algoritmos, así como en robótica, detección y tecnología de percepción. El amplio catálogo de servicios de la compañía le permitirá apoyar a Ford en numerosas áreas a medida que la compañía desarrolle vehículos de conducción autónoma y transporte como área de negocio, incluyendo el desarrollo de software y prototipos de hardware.

Quantum Signal es conocido por su entorno de simulación y modelado ANVEL, que ha sido utilizado por programas de robótica militar para explorar el rendimiento de sistemas autónomos y remotos no tripulados. Con la experiencia de la compañía, podemos desarrollar entornos de simulación aún más completos en Ford, en los que podemos probar nuestros vehículos y nuestro modelo de negocio para lograr nuevas mejoras de rendimiento.

Más allá de la simulación, Quantum Signal ha realizado extensas labores de desarrollo de algoritmos para los militares que ayudan a guiar vehículos autónomos. Fuera del sector del software, la empresa tienen gran experiencia en robótica, así como en sistemas de detección y percepción. Todo este trabajo puede ser reorientado para ayudar a que los vehículos Ford mejoren su capacidad de analizar el entorno que les rodea.

Quantum Signal , con sede en un antiguo edificio escolar de la localidad de Saline, ha cultivado su propia cultura empresarial, que queremos preservar durante el proceso en que su equipo se una a Ford. Es algo que estamos seguros de poder hacer: lo hemos hecho antes y lo estamos haciendo con una compañía de machine learning que se unió a Ford hace casi tres años: SAIPS.

Con sede en Israel, SAIPS está trabajando en estrecha colaboración con Ford y el equipo de Argo AI, utilizando el aprendizaje automático para crear un innovador sistema de cognición visual para vehículos autónomos que puede detectar vehículos o peatones en su entorno – incluidos intermitentes y luces de emergencia- en condiciones climáticas y de iluminación extremas. Otro sistema central permite la cartografía de entornos urbanos en 3D de alta resolución totalmente automatizada, algo que desempeña un papel crucial a la hora de permitir que los vehículos de conducción autónoma se orienten en el mundo real.

Este importante trabajo ha impulsado el crecimiento de la compañía. Desde que se unió a Ford, SAIPS ha duplicado con creces su tamaño hasta alcanzar aproximadamente 30 empleados y se ha mudado a una nueva sede en Tel Aviv. Recientemente, SAIPS ha dado la bienvenida a algunos de los principales investigadores del mundo en un terreno conocido como reinforcement learning, que podría fomentar el aprendizaje y la toma de decisiones en vehículos autónomos con menos necesidad de supervisión humana.

Al igual que SAIPS, Quantum Signal desempeñará un papel crucial en el avance del desarrollo de los vehículos de autoconducción de Ford, a la vez que representa el compromiso de la compañía de conseguir el talento necesario para implantar con éxito esta tecnología.

Cuando el CEO de Quantum Signal, Mitchell Rohde, le dijo a su equipo que se unían a Ford, recordó su infnacia en Michigan, viendo a su padre restaurar un Modelo T hasta dejarlo en perfecto estado de funcionamiento, y escuchándole hablar sobre la contribución de Henry Ford al mundo. Si Mitch iba a ser ingeniero, dijo su padre, este era el tipo de aportación duradera que él también debía intentar conseguir.

Todos los ingenieros quieren hacer un algo que marque diferencias, dijo Rohde a su equipo.

Ahora, van a tener la oportunidad de influir directamente en el mundo, igual que hizo Henry Ford. Al igual que cuando Ford brindó la libertad de movilidad masiva a través del Modelo T, la oportunidad de expandir esa libertad aún más está aquí ahora. Estamos deseando que se haga realidad.

- Publicidad -