- Publicidad -

El centro tecnológico Eurecat ha desarrollado un nuevo sistema que permite predecir la evolución de la corrosión y programar las tareas de mantenimiento de forma rigurosa, combinando su experiencia en la identificación de mecanismos de corrosión con la monitorización periódica de zonas de difícil acceso con drones y el análisis de datos mediante la Inteligencia Artificial.

La monitorización de la corrosión es un aspecto “crucial para seleccionar los materiales más adecuados y evitar quiebras catastróficas”, explica la directora de la Unidad de Materiales Metálicos y Cerámicos de Eurecat, Montse Vilaseca, con motivo de la participación del centro tecnológico en la feria Eurosurfas, que tiene lugar en Barcelona.

En este sentido, la Unidad de Materiales Metálicos y Cerámicos del centro tecnológico “trabaja en proyectos de investigación para diseñar y desarrollar superficies funcionales que puedan soportar solicitaciones mecánicas y ambientes severos”, remarca Montse Vilaseca.

En concreto, la Línea de Investigación en Tecnología de Superficies y Recubrimientos de Eurecat aplica recubrimientos funcionales avanzados mediante tecnologías de plasma para incrementar la resistencia al desgaste y a la corrosión, disminuir fricción y proporcionar propiedades antiincrustantes, para aplicaciones biomédicas, con el fin de dotar a las superficies de funcionalidad.

Por otra parte, la Línea de Investigación en Corrosión y Degradación de Eurecat propone soluciones a los problemas de degradación ambiental de las superficies, mediante ensayos avanzados utilizando ambientes agresivos como líquidos corrosivos, sales, microorganismos y gases sobre diferentes materiales.

El efecto de estos entornos agresivos sobre las propiedades mecánicas se evalúa también en combinación con ensayos mecánicos donde se diseñan y desarrollan pruebas de corrosión bajo tensión, corrosión por fatiga y tribo-corrosión.

 

- Publicidad -