El proyecto CIMEC crea una nueva generación de sistemas ciberfísicos

El proyecto CIMEC, en el cual ha participado el centro tecnológico Eurecat, ha colaborado en la creación de una nueva generación de sistemas ciberfísicos con aplicaciones que incorporan la inteligencia artificial y la sensórica en el ámbito de la fabricación de grandes componentes para los sectores de la energía, el naval, el ferroviario y el aeronáutico.

En concreto, CIMEC ha desarrollado nuevas tecnologías de medición y diversos componentes mecánicos que tendrán un impacto “muy positivo” en la competitividad de la industria metal-mecánica y en las industrias de base “para sectores de alto valor estratégico”, destaca el gerente de Eurecat en Girona, Guillem Quintana.

Según explica, el proyecto se encuadra en la denominada industria 4.0 y “supone un avance para que la máquina, dotada de un sistema de inteligencia artificial, pueda hacer autodiagnóstico de la calidad del proceso que se está llevando a cabo”.

En conjunto, CIMEC aporta nuevas tecnologías en procesos de producción existentes en el ámbito de la mecatrónica, con la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y sistemas de monitorización en la nube, para mejorar la calidad de los componentes y asegurar así el mejor diagnóstico de la zona superficial de las piezas mecanizadas, un paso en la dirección de la industria 4.0, considerada la cuarta revolución industrial.

En concreto, el proyecto ha contribuido a desarrollar una fresadora de grandes dimensiones y una rectificadora vertical, ambas dotadas de un sistema de diagnóstico automático de la calidad superficial de pieza. Los ejemplos de uso se han enfocado al mecanizado de carcasas de compresor de turbinas de gas y en la fabricación de rodamientos para aerogeneradores.

“Hemos aplicado los avances en sensórica e inteligencia artificial al control y a la optimización de procesos de fabricación por mecanización, un paso más hacia la máquina inteligente”, apunta el gerente de Eurecat Girona, sede del centro tecnológico en la que se ha desarrollado esta parte del proyecto CIMEC.

En palabras del jefe del proyecto por parte de Eurecat, Arcadi Castanyer, las innovaciones de CIMEC permitirán a las empresas “fabricar correctamente, con calidad y a la primera, reduciendo así sobrecostes por reprocesados”. De este modo, detalla, “se optimizan los parámetros de proceso para aumentar las ratios de arranque de material y evitar inestabilidades”, que conllevan “faltas de calidad en piezas en proceso de mecanización”.

La iniciativa ha sido liderada por las empresas SORALUCE y DANOBAT, dedicadas a la fabricación de máquinas-herramienta y INGETEAM, especializada en ingeniería eléctrica y electrónica. Aparte de Eurecat, también participa el centro tecnológico vasco IK4-IDEKO.

CIMEC ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y por la Unión Europea, en el marco de la convocatoria Retos-Colaboración 2016, en el ámbito R3: “Energía segura, eficiente y limpia”, del Programa Estatal de Investigación, desarrollo e Innovación Orientada a los Retos en la Sociedad, y cofinanciado por el Fondo Europeo de desarrollo Regional (FEDER).