El nuevo sensor para la fábrica del futuro de Bosch

Los sensores son los órganos sensoriales de la Fábrica del Futuro, los datos que recogen son la materia prima para la mejora continua del proceso y la eficacia de los equipos. Pero, ¿cómo se pueden recopilar los  datos para los numerosos proyectos de IoT que se avecinan a un coste razonable? Por ejemplo, con el sensor SCD (Sense Connect Detect), en cuyo desarrollo se ha incorporado la experiencia de Bosch en la producción de sensores y la experiencia de automatización de Bosch Rexroth. El SCD se puede conectar fácilmente al componente deseado y registra, visualiza y almacena datos rápidamente y sin esfuerzo de programación.

Multímetro digital para análisis ad-hoc

Gracias a la tecnología multisensor, el SCD recoge diferentes datos simultáneamente y los transfiere de forma inalámbrica a una aplicación para el análisis inmediato de los puntos débiles. El amplio campo de aplicación de este multímetro digital abarca desde la puesta en marcha de la máquina y la fase de producción hasta el mantenimiento, y cuenta con un gran número de aplicaciones potenciales, que van desde la detección de choques y corrientes y el registro de perfiles de vibración o perfiles de temperatura graduales hasta la identificación o el registro temporal de un estado de la luz de advertencia.

El sensor inalámbrico, que no es más grande que una caja de cerillas, puede fijarse rápida y fácilmente en el objeto a monitorizar (por ejemplo, un motor, una bomba o una válvula) utilizando abrazaderas o sus propias propiedades autoadhesivas. Por lo tanto, ningún proceso de producción que ya esté en marcha se verá afectado en absoluto.

Datos analizables en cuestión de minutos

El SCD simplifica la manera en que los profesionales de la IoT recopilan, guardan y visualizan los datos, es decir, a corto plazo y sin ningún tipo de programación. Tan pronto como se activa, el sensor proporciona valores medidos de temperatura, aceleración, campo magnético/corriente y luz, y con una recogida de datos muy frecuente cuando es necesario. La aplicación relacionada se instala en sólo unos minutos, lo que significa que las anomalías de calidad crítica en las operaciones de producción se hacen inmediatamente visibles. Los valores medidos también se pueden exportar a un archivo Excel para su posterior evaluación y documentación.

Como uno de los principales proveedores mundiales de tecnologías de accionamiento y control, Bosch Rexroth garantiza un movimiento eficiente, potente y seguro en máquinas e instalaciones de cualquier tamaño. La compañía combina la experiencia en aplicaciones globales en los segmentos de mercado de aplicaciones móviles, aplicaciones de maquinaria e ingeniería, y automatización de fábricas. Con sus componentes inteligentes, soluciones de sistema y servicios personalizados, Bosch Rexroth crea el entorno necesario para aplicaciones totalmente conectadas. Bosch Rexroth ofrece a sus clientes hidráulica, técnica de accionamiento y control eléctrico, técnica de engranajes y técnica de movimiento lineal y de montaje, incluyendo software e interfaces para la Internet de los objetos. Con sedes en más de 80 países, más de 32.300 empleados generaron unos ingresos por ventas de 1.000 millones de euros.