El Big Data podría ayudar a hacer las ciudades más seguras

A menudo, solo después de que han ocurrido accidentes se identifican determinados cruces o tramos de carretera como problemáticos para los conductores, los ciclistas o los peatones.

Ahora, Ford ha encontrado un método por el cual el big data podría ayudar a las ciudades a identificar ubicaciones que, si no se hace nada, es probable que sean escenario de futuras incidencias de tráfico. Para ayudar a encontrar respuestas, Ford Smart Mobility, pasó el año pasado registrando un millón de kilómetros de comportamiento de vehículos y conductores en Londres y sus alrededores.

La compañía rastreó los viajes de los vehículos en la ciudad y datos de conducción muy detallados de eventos de conducción tales como frenar, la intensidad de ese frenado, e incluso donde se aplicaron las luces de advertencia. Esto ayudó a identificar los “cuasi accidentes. Después, Ford comparó esta información con informes de accidentes existentes y construyó un algoritmo para determinar la probabilidad de que ocurrieran incidentes en el futuro.

Creemos que nuestros conocimientos tienen el potencial de beneficiar a millones de personas. Incluso cambios muy pequeños podrían suponer una gran diferencia ya sea en términos de flujo de tráfico, seguridad vial o eficiencia. Por ejemplo, talar un árbol que oculte una señal de tráfico”, cuenta Jon Scott, jefe de proyecto de City Data Solutions, Ford Smart Mobility.

Esta idea es sólo una de las oportunidades identificadas en el informe Ford City Data que ha sido presentado hoy por Ford Smart Mobility en la conferencia del Financial Times Future of Transport en Londres. El informe, que utiliza datos obtenidos y analizados con el consentimiento de los participantes, recoge los resultados de más de 15.000 días de uso de automóviles, de 160 vehículos comerciales conectados. La flota recorrió más de un millón de kilómetros, el equivalente a 20 vueltas alrededor de la Tierra, y proporcionó 500 millones de puntos de datos.

Ford se ha comprometido a fabricar vehículos inteligentes para un mundo inteligente, y cada vehículo del estudio estaba equipado con un sencillo dispositivo enchufable que registraba los datos del viaje y los enviaba a la nube para su análisis. Los científicos de datos del equipo de Global Data Insight and Analytics de Ford pudieron entonces analizar la información a través de un tablero interactivo. Esta tecnología podría aplicarse en cualquier entorno de circulación, no sólo en las ciudades.

El informe también investigó otras oportunidades, como la forma en que la programación de los viajes de los vehículos de reparto para las primeras horas del día, antes de las horas punta, podría beneficiar a todos los usuarios de la carretera, y la forma en que el uso de los datos del trayecto podría ayudar a identificar los mejores lugares para los puntos de recarga de los vehículos eléctricos.

El Informe Ford City Data es una muestra de lo que podemos hacer en Ford con los datos de los vehículos conectados, la infraestructura inteligente y nuestras capacidades analíticas. Pedimos a las ciudades que trabajen con nosotros para resolver colectivamente problemas y que puedan convertirse en lugares aún mejores para vivir y trabajar“, ha asegurado Sarah-Jayne Williams, directora de Ford Smart Mobility en Ford Europa.

Ford entiende que cualquier solución basada en datos depende de la voluntad de los conductores de compartir sus datos, pero cree que cuando hay un beneficio claro, los consumidores están más abiertos a apoyar tal servicio.

Para ver el informe completo, incluyendo visualizaciones animadas de datos y entrevistas en vídeo con sus investigadores, así como la metodología, visita www.citydatareport.fordmedia.eu