Digitalización y escucha para retener el talento

Adaptar las organizaciones a la realidad digital es una prioridad para mantener su capacidad competitiva y mejorar la agilidad y flexibilidad necesarias para enfrentarse a los constantes cambios del mercado. La economía digital plantea un escenario complejo que requiere una evolución hacia nuevas estructuras organizacionales y la incorporación de nuevas soluciones y herramientas.

La gestión de este contexto y de los equipos que forman parte del mismo han sido los protagonistas del Think Tank “Entornos de trabajo conectados: la experiencia de empleado digital”, organizado por DIR&GE e impulsado por Citrix. En el encuentro los directivos han coincidido en que, además de incorporar nuevas soluciones tecnológicas, las compañías deben centrarse en adaptar la cultura corporativa a la realidad digital para atraer y retener al talento.

LA DIGITALIZACIÓN DE LOS ENTORNOS DE TRABAJO

Del mismo modo que la digitalización ha irrumpido en las distintas esferas del ámbito personal de los usuarios, la tecnología también ha transformado profundamente los entornos de trabajo. “Antes las diversas áreas de la compañía estaban más aisladas y los departamentos eran prácticamente estancos. Ahora, gracias a la digitalización y la tecnología, toda la organización puede trabajar de forma integrada y compartir información facilitando el desarrollo del negocio”, ha señalado José Antonio Cabello, Director General de Omron.

Una mayor accesibilidad y la posibilidad de trabajar de forma integrada con datos estratégicos son dos de las principales ventajas de la digitalización, pero es necesario transmitir de forma eficaz las ventajas que ofrece la tecnología a los diferentes departamentos para que puedan apoyar este desarrollo tecnológico. “Las nuevas herramientas mejoran la inmediatez, la conectividad y la coordinación entre áreas, pero es necesario trabajar en la comunicación de los beneficios de adaptarse a la realidad digital y transmitir correctamente el valor que aportan para vencer la resistencia al cambio”, ha asegurado Fernando Rodríguez, Director de RRHH de Santalucía Seguros.

Miguel Ángel Huertas Sánchez, Chief Financial Officer Spain de Veolia, coincide en que es fundamental la coordinación de las personas que lideran los diferentes procesos de digitalización en las compañías con el resto de áreas, para identificar posibles desviaciones, incidencias y que su implantación sea eficaz. “La implantación de herramientas debe estar alineada con la cultura de la organización, que en muchos casos requiere también ser transformada, incorporando procesos y formas de trabajar que posibiliten la evolución hacia una organización más alineada y productiva”.

A la hora de incorporar nuevas tecnologías, Manuel Fernández, CIO de Cash Converters España, subraya la importancia de contar con una estrategia. “A veces caemos en el error de asumir que la tecnología es la solución a los problemas de la compañía. Una vez la compañía tenga claro el porqué de la incorporación de una determinada solución o de un nuevo proceso, las áreas solicitantes o beneficiarias de ese cambio deben implicarse en el proceso de implantación o incluso liderarlo, apoyándose en el área de IT para capacitar a sus equipos y sentirse acompañadas técnicamente en todo momento”.

Por su parte, Gustavo Quaranta, Global Innovation Tech Labs Manager de Enel X, ha señalado la importancia de la implicación de toda la organización en su estrategia de digitalización como clave de la transformación. “La tecnología ayuda a reducir los tiempos de desarrollo, mejora la comunicación entre departamentos y rompe barreras de coordinación. Por ello es primordial dar voz a los equipos, conocer las necesidades de cada departamento y las del negocio en su conjunto para enfocar la transformación en el camino correcto involucrando a toda la compañía”.

ATRAER Y RETENER TALENTO: EL GRAN RETO DEL ENTORNO ACTUAL

Encontrar y retener al talento más adecuado es, actualmente, uno de los desafíos principales de las compañías. Para que las empresas resulten atractivas es necesario, entre otras cosas, apostar por la innovación, transformar las organizaciones y adoptar nuevas metodologías de trabajo. “Las empresas son cada vez más flexibles, con jerarquías más horizontales y una gestión enfocada al trabajo por proyectos. En este sentido, la tecnología es determinante para facilitar el día a día de los equipos, promover la deslocalización del puesto de trabajo y fomentar la operatividad, creando experiencias que mejoren la satisfacción profesional y personal de los empleados”, ha apuntado Ignacio Torija, Marketing Specialist de Citrix Systems Spain.

Los directivos coinciden en la necesaria evolución de las estructuras organizativas como elemento de atracción del talento. “Cuestiones como la cultura de la empresa, la conciliación o los planes de carrera han ganado peso entre las prioridades de los candidatos. Contar con una visión y enfoque horizontal de compañía que favorezca la compartición de conocimiento y la integración de áreas y procesos es determinante para que la empresa resulte atractiva para empleados y candidatos”, ha compartido Carlos Fernández, HR Business Partner de Nationale-Nederlanden España.

Para Nieves Castro, HR & Corporate Affaires Director de Arriva Group, la formación es un factor fundamental en la gestión del talento. “Muchas empresas tienden a contratar nuevos perfiles antes que trabajar en la capacitación del capital humano ya existente en la compañía. Recursos Humanos debe estar alineado con los objetivos del negocio y conocer las necesidades de cada área para analizar qué competencias y habilidades son necesarias reforzar o si es necesario incorporar nuevos profesionales que permitan alcanzar los resultados esperados”.

Potenciar el employer branding es, según los directivos, una estrategia necesaria para fortalecer la relación entre la compañía y el empleado. “La empresa ha de enamorar a los candidatos con su propuesta de valor, pero dicha propuesta debe ser consistente en el tiempo para poder crear una relación a largo plazo. Para lograrlo, es necesario invertir en el desarrollo de buenos procesos de selección, programas onboarding, planes de formación y hacer seguimiento de la evolución de los empleados y de sus experiencias y expectativas”, ha afirmado Rosana Fernández, Global Chief Human Resources Officer de Room Mate Group.

Por último, Alberto Gavilán, Human Resources Manager de The Adecco Group, ha concluido el encuentro destacando el papel de la misión y promesa de la organización en relación con los empleados. “La propuesta de valor de la compañía y sus objetivos a futuro sirven para atraer, pero también para retener al talento ya existente. Además de las condiciones laborales, los candidatos buscan un propósito a su trabajo, es decir, cómo contribuir a un proyecto común. Es entonces cuando el empleado encuentra un auténtico sentido a su trabajo y es consciente de su papel y responsabilidad en el objetivo a alcanzar”.

 

- Publicidad -