Como puede la Industria 4.0 beneficiar a la fuerza laboral

Dado que las ya difundidas tendencias de automatización y digitalización vienen transformando los negocios de todo el mundo, muchos han pronosticado desde hace tiempo una disminución drástica en el número mano de obra de la industria. Sin embargo, la realidad es otra, y lo cierto es que está sucediendo lo contrario. Según los datos actuales existe una escasez de mano de obra mientras que su demanda continúa creciendo.

Por ejemplo, en los Estados Unidos el empleo en el sector manufacturero creció un 7% entre el 2010 y el 2018. Y, según la organización sin fines de lucro “The Conference Board” (dedicada a investigar el clima empresarial de los EE. UU.), para fines de 2019 el mercado laboral de ese país estará históricamente ajustado en demanda de mano de obra. Según los analistas de Deloitte y de “The Manufacturing Institute”, la escasez de mano de obra tendrá un impacto negativo en la economía del país, que podría costarle hasta $ 2.5 billones entre 2018 y 2028. Como si esto fuera poco, un informe publicado por la agencia de empleo “ManpowerGroup” muestra que esta escasez de obreros es un fenómeno global; donde el mayor número de vacantes sin cubrir se da en Rumania (86%), en Bulgaria (68%) y en Turquía (66%). Y por otro lado, en Irlanda y el Reino Unido, un 18% y 19% de las vacantes de trabajadores siguen sin cubrirse.

Esta escasez de mano de obra se debe a que los jóvenes optan cada vez más por trabajos en el sector de los servicios. Y como consecuencia, señala McKinsey, el hecho de que debido a la automatización y la IA unos 375 millones de trabajadores tengan que encontrar nuevas ocupaciones para 2030 no parece problemático. Además, la adopción de la automatización y las tecnologías digitales está creando nuevas oportunidades en el sector terciario, cumpliendo con las expectativas de empleo de las nuevas generaciones.

Por otro lado, hoy en día en el Reino Unido tan solo un 20 a 25% de las pequeñas y medianas empresas, y un 60% de las grandes empresas, han automatizado sus procesos. Mientras que, en los Estados Unidos, el 77% de las pequeñas empresas no tienen planes de digitalización. Y estamos hablando de economías maduras. Por tanto, existe un gran potencial para la adopción de tecnologías digitales y de automatización, que podrían actualmente resolver el problema de escasez de mano de obra y al mismo tiempo optimizar la producción.

Escrito por Igor Bogachev, CEO en ZYFRA Group

 

- Publicidad -