- Publicidad -

Reducir la cantidad de residuos en el sector agroalimentario y reciclar los que se produzcan, impulsando un modelo de economía circular, es el objetivo del Proyecto europeo ORHI, promovido por un consorcio de entidades del territorio transfronterizo de Francia y España (Euskadi, La Rioja, Navarra, Pirineos Atlánticos y Occitania), apoyado por el programa Interreg-POCTEFA y dotado con casi dos millones de euros.

Finalizado con éxito y con diferentes iniciativas en marcha, que contribuyen a la evolución hacia una Economía Circular del sector agroalimentario del territorio POCTEFA, ORHI ha favorecido sinergias potenciales entre empresas, identificando soluciones innovadoras y apoyando su implantación en el territorio, y es uno de los finalistas, en la categoría «Urban Europe», de los premios europeos Regiostar Awards de la Comisión Europea, que se han convertido en el distintivo europeo de excelencia de los proyectos financiados por la UE que demuestran enfoques innovadores e integradores en materia de desarrollo regional.

La industria de la alimentación en Europa desperdicia cada año cerca de 88 millones de toneladas de alimentos y genera 25,8 millones de toneladas de residuos plásticos, dos problemas a los que ORHI ha puesto el foco de su actuación. En estos tres años, se han acompañado 18 proyectos con posibilidades de transferir nuevas soluciones al tejido empresarial de ellos, 7 se encuentran en fase de implantación.

En ORHI hemos sumado nuestras fuerzas 9 entidades de regiones diversas a ambos lados de la frontera de Francia y España, regiones que al mismo tiempo son complementarias en cuanto a su diferente grado de representatividad en la cadena de valor agroalimentaria. Una clave que hemos trabajado es la “transferibilidad”; por una parte, buscando soluciones ya en marcha en otras regiones, para difundirlas en nuestro territorio y apoyar en su implantación, y por otra, ofreciendo documentación y referencias de las personas responsables de los proyectos trabajados, para favorecer que otras regiones con situaciones similares las puedan replicar. El reto que tenemos como sociedad en todos los ámbitos, para avanzar hacia una Economía Circular es enorme. Aprender de cómo otras personas en otras regiones están logrando soluciones para ello y buscar el modo de aplicarlas en la nuestra, es una vía importante para avanzar, y confiamos en seguir haciéndolo.” señala Iratxe Acha, Coordinadora del Proyecto ORHI y miembro de SAIOLAN, entidad líder del proyecto.

Nueva vida para el suero lácteo

En la producción de queso, cerca del 90% de la leche se convierte en suero lácteo, un líquido rico en proteínas y lactosa, que a menudo acaba vertido en los ríos con graves consecuencias para peces y plantas. Hoy gracias a ORHI, la quesería navarra Axuribeltz con el apoyo del a Centro Tecnológico Leartiker ha incorporado el conocimiento y la tecnología para empezar a utilizar este suero para producir bebidas lactofermentadas que, además de reutilizar el residuo, generan nuevos ingresos.

Logística circular

Dentro de ORHI, la asociación Ekoalde, de Navarra, ha sustituido las cajas de cartón utilizadas para el transporte de sus productos hortofrutícolas por cajas reutilizables de plástico reciclado y se ha analizado la posibilidad de implantar un innovador sistema de lavado -que reduce el gasto de agua- y de marcado digital que facilita la trazabilidad completa de almacenaje y ubicación, optimizando el proceso logístico, con importantes reducciones de costes potenciales en todo el proceso.

Del huerto a la farmacia

En el marco de ORHI se creó Ingredalia, participada por grandes empresas de transformación agroalimentaria de Navarra, que ha patentado un proceso industrial que a partir de subproductos del brócoli y la coliflor permite obtener principios activos para su uso en nutrición, farmacia y cosmética, creando nuevas áreas de negocio de alto valor.

Alargar la vida de los alimentos

ORHI identificó en Japón dos tecnologías innovadoras de congelación (TECHNICAN) y refrigeración (HYOKAN), que permiten alargar la vida y calidad de los alimentos y ha promovido su utilización en empresas usuarias de Euskadi para adoptar la solución a nivel local y contribuir a la reducción del desperdicio alimentario.

Oxígeno para mejorar la producción agrícola y en piscifactorías

También en Japón, ORHI identificó una tecnología innovadora de generación de nanoburbujas de oxígeno que favorece la economía circular en cultivos agrícolas y piscifactorías. Esta tecnología permite mezclar un gas en un medio líquido mediante burbujas muy pequeñas, del tamaño de 100 nanómetros, alargando la residencia del gas en el líquido, lo que puede generar aumentos de productividad del 20%-30% tanto en cultivos agrícolas como en piscifactorías. El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario NEIKER está probando esta tecnología en el cultivo hidropónico de lechugas.

Mobiliario urbano

Transformar los plásticos residuales de uso agrícola en mobiliario urbano y crear un nuevo modelo de negocio es el objetivo del proyecto desarrollado en el marco de ORHI en La Rioja, que permite una gestión integral de los plásticos agrícolas basada en la economía circular, que incluye todas las fases desde la recogida de los plásticos, transporte, pretratamiento a la fabricación de mobiliario de uso público, dando otra vida a uno de los residuos más abundantes de la actividad agrícola.

Biomateriales

También en la Rioja, ORHI ha impulsado un proyecto de diseño y desarrollo de nuevos productos basados en biomateriales creados por la inoculación de micelio a los residuos agroalimentarios de los cultivos territoriales.  La iniciativa ha abordado tanto el estado de la técnica, como las posibles patentes y aplicaciones y actualmente trabaja en la definición y desarrollo de un modelo de negocio, incluyendo el proceso de fabricación elegido y la producción de un prototipo a escala 1:1.

Proyecto transfronterizo

Como se ha mencionado al inicio, ORHI es un proyecto transfronterizo con socios de España y Francia. Los proyectos acompañados por ORHI en Pirineos Atlánticos y Occitania, son los siguientes:

Desarrollo de la Acuaponía

Recuperar parte de los efluentes -heces de los peces- de las piscifactorías e instalar un sistema acuapónico es el objetivo de este proyecto que ha estudiado las condiciones necesarias para su dimensionamiento, la elección de las plantas que se van a producir, las condiciones de funcionamiento, los métodos de supervisión y mantenimiento, además de estudiar las funciones energéticas entre ubicaciones diferentes. Actualmente el proyecto está en fase piloto en la piscifactoría Truite de Banka, en Pirineos Atlánticos.

Mejora de un proyecto de picometanización

El objetivo de este proyecto ha sido contribuir a desarrollar una industria de picometanización (producción de gas a partir de desechos agrícolas y ganaderos) fiable y rentable. En su desarrollo se ha mejorado el funcionamiento de una unidad de picometanización, instalada en marzo de 2019 en una explotación hortícola en Occitania para abastecer al taller de transformación con producción de gas.

Apoyo a la toma de decisiones en micrometanización

Complementario al anterior, este proyecto ha permitido desarrollar una herramienta de información, apoyo y retroalimentación (tipo wiki) que permite a los futuros implementadores de micrometanizadores, diseñar su propio micrometanizador, poder dimensionar el equipo necesario con planes de código abierto e implementarlo.

Desarrollo de una solución de micrometanización en la granja

También en el ámbito de la autonomía energética basada en la producción de metano a partir de residuos agrícolas y ganaderos, ORHI ha colaborado en el proyecto de micrometanización en la granja, dirigido por Ovalie Innovation, cuyo objetivo es desarrollar una solución de micrometanización fiable y rentable, adaptada a la escala y a la tipología de las explotaciones agrícolas que generan localmente corrientes residuales limitadas (purines, estiércol, de la avicultura, porcino, bovino, …). El despliegue de esta tecnología implica la implantación de 5 proyectos iniciales en el territorio de Occitania. Estas unidades se utilizarán para probar el modelo técnico-económico, logístico e industrial en su conjunto.

Economía circular innovadora

ORHI, es un proyecto europeo a tres años -finalizado en marzo de 2021- promovido por un consorcio de entidades del territorio transfronterizo de Francia y España y apoyado por el programa Interreg-POCTEFA.

Creado para impulsar la evolución del sector agroalimentario del territorio POCTEFA hacia una Economía Circular -centrada en los recursos “materia orgánica” y “plástico” de la cadena de valor agroalimentaria- durante estos tres años ha impulsado sinergias entre empresas, identificando soluciones innovadoras y apoyado su implantación en el territorio.

Reto europeo

La Economía Circular es un reto clave para los países de la Unión Europea. Cada año, en el conjunto del territorio, se desperdician 88 millones de toneladas de alimentos, alrededor del 20% de los alimentos producidos; y se generan 25,8 millones de toneladas de residuos plásticos, alrededor del 60% en embalajes. Entre el 31 y el 39% de estos plásticos están destinados a incineración y a vertederos, y sólo el 6% de la demanda de plástico proviene del plástico reciclado.

 

- Publicidad -