ABB presenta una nueva célula robotizada de inspección 3D para control de calidad

La nueva célula robotizada de inspección de calidad 3D (3DQI) de ABB es capaz de detectar defectos de menos de la mitad del ancho de un cabello humano, es decir, totalmente imperceptibles para la vista, produciéndose de esta manera una aceleración drástica de la producción al proporcionar pruebas rápidas y precisas para hacer que la metrología sea más fácil y menos lenta.

Esta nueva célula de inspección de calidad 3D de ABB elimina la necesidad de una inspección manual que requiere mucho tiempo, a la vez que reduce sustancialmente la probabilidad de fallos y errores. Además de aumentar la productividad, la solución también reduce los costes al minimizar el riesgo de defectos del producto que podrían conducir a posibles retiros del mercado.

Los beneficios clave de la célula 3DQI incluyen su precisión inferior a 100 micrómetros, velocidad combinada y una gran flexibilidad proporcionada por su diseño modular, lo que permite que los clientes de ABB puedan crear una solución adaptada a sus necesidades.

La 3DQI ha sido concebida para estaciones de prueba offline y su modularidad permite la personalización o expansión para satisfacer las necesidades cambiantes del negocio. Usando un único sensor óptico de luz blanca 3D para escanear millones de puntos por disparo, se puede crear un modelo digital detallado de la pieza que se está inspeccionando, el cual se puede comparar con un dibujo CAD original. Todo esto se puede hacer diez veces más rápido que con cualquier máquina de medición de coordinadas (CMM) tradicionales.

El sensor puede ser transportado por cualquier robot con un payload superior a 20 kg y es compatible con una gama de robots, mesas giratorias y pistas, por lo que no hay límites en las dimensiones de las piezas que se pueden inspeccionar.

La nueva célula de inspección 3DQI es la última célula lanzada al mercado por ABB y se une a FlexArc y FlexLoader en la cartera de soluciones inteligentes y flexibles de ABB. “La capacidad de medir y controlar con precisión la calidad es vital para garantizar que los productos alcancen la consistencia, cumplan con los estándares y las expectativas del cliente. Los métodos de prueba tradicionales son lentos y capturan los posibles errores de calidad, a menudo demasiado tarde en el proceso”, afirma Tanja Vainio, Director del departamento de Auto Tier One Business Line de ABB Robotics. “La célula 3DQI automatiza este proceso, superando con creces las capacidades de inspección tradicional en velocidad, precisión y repetibilidad. Hemos desarrollado y puesto a prueba nuestra tecnología 3DQI en aplicaciones automotrices, incluido el proveedor Benteler y se ha demostrado que la solución 3DQI mejora la calidad, el rendimiento y la seguridad del producto, al tiempo que libera mano de obra calificada para implementar en otras tareas“.

La solución proporciona también un análisis de datos completos procesados en tiempo real. Por otro lado, los registros digitales permiten la trazabilidad, lo cual es necesaria en la gran mayoría de industrias, además de permitir a los clientes adaptar sus procesos para evitar fallos adicionales para mejorar la calidad y la productividad en general.

Todo el equipo está incluido en el potente Power Pack RobotStudio® Sidio Planner de ABB para una programación sencilla e intuitiva, que permite a los nuevos usuarios familiarizarse rápidamente con el uso de la solución 3DQI.