ABB construirá la fábrica de robótica más avanzada del mundo en China

La empresa pionera en tecnología digital ABB ha anunciado una nueva inversión de 150 millones de dólares en Shanghai, China, para construir la fábrica de robótica más avanzada, automatizada y flexible del mundo: un centro de vanguardia donde los robots fabricaran robots. El nuevo centro de fabricación de Kangqiao, cerca del campus de robótica de China de ABB, combinará las tecnologías digitales conectadas de la compañía, incluyendo las soluciones de ABB Ability™, la robótica colaborativa de última generación y la investigación de inteligencia artificial innovadora para crear la “fábrica del futuro” más sofisticada y sostenible. Se espera que entre en funcionamiento a finales de 2020.

El anuncio marca un hito significativo para ABB como el fabricante de robótica número uno de China, así como una inversión crítica de crecimiento global para la compañía en el mercado de robótica más grande del mundo. En 2017, uno de cada tres robots fueron vendidos en el mercado Chino, que compró casi 138.000 unidades. Hoy en día, ABB emplea aproximadamente a 5.000 personas en Shanghai, y los negocios de robótica de la compañía en China emplean a más de 2.000 ingenieros, expertos en tecnología y líderes operativos en 20 localidades de todo el país. ABB ha invertido más de 2.400 millones de dólares en China desde 1992, con más de 18.000 empleados en total.

ABB y el gobierno municipal de Shanghai también han firmado un acuerdo de cooperación estratégica global centrado en el apoyo a la industria, la energía, el transporte, infraestructura de la región y en el apoyo a la iniciativa de fabricación “Made in Shanghai”. El acuerdo fue firmado por el alcalde de Shanghai, Ying Yong, y el director general de ABB, Ulrich Spiesshofer.

Shanghai se ha convertido en un centro vital para el liderazgo en tecnología avanzada, tanto para ABB como para el mundo. Esperamos trabajar con el Alcalde de Shanghai, Ying Yong, otros líderes de la comunidad y nuestros clientes en el lanzamiento de esta importante expansión de la presencia sustancial de ABB en China, aprovechando nuestro viaje para convertirnos en el principal fabricante de Robótica de China, que comenzó en Shanghai hace más de dos décadas“, comentó Spiesshofer.

Liderando el camino con una fábrica digital del futuro – soluciones a medida y mejor rendimiento

La nueva fábrica de Shanghai contará con una serie de soluciones digitales, colaborativas y de aprendizaje de máquinas para convertirla en la fábrica más avanzada, automatizada y flexible de la industria de la robótica, y un centro de I+D in situ ayudará a acelerar las innovaciones en inteligencia artificial. Utilizando un nuevo enfoque de diseño global que ABB anunció a principios de este año, la fábrica podrá aumentar drásticamente tanto el tipo de robots como las variantes de cada tipo de robots que pueden fabricarse in situ, lo que permitirá una mayor y más rápida personalización para satisfacer las necesidades de los clientes.

Toda la fábrica de Shanghai será modelada como un gemelo digital, que proporcionará cuadros de mando intuitivamente adaptados para que la dirección, los ingenieros, los operadores y los expertos en mantenimiento tomen las mejores decisiones. Esto incluye la recopilación y análisis de información a través de ABB Ability™ Servicios Conectados sobre la salud y el rendimiento de los robots de ABB en la fábrica para garantizar la identificación temprana de posibles anomalías. Además de evitar tiempos de inactividad, ABB Ability™ ofrece soluciones digitales avanzadas que pueden mejorar el rendimiento, la fiabilidad y el uso de energía, así como proporcionar acceso a las mejores plataformas del mundo, como la nube de Microsoft Azure, el primer servicio en la nube operado en China.

Un diseño innovador que hace un mejor uso del espacio de fabricación

La nueva fábrica tendrá una distribución innovadora y flexible basada en islas de automatización interconectadas en lugar de líneas de montaje fijas. Las soluciones de logística automatizada de ABB se utilizarán en toda la planta, incluyendo vehículos guiados automáticamente (AGVs) que pueden seguir de forma autónoma a los robots a medida que avanzan en la producción, suministrándoles piezas desde estaciones localizadas. Esto permitirá que la producción se adapte de manera eficiente a los cambios en el mercado Chino.

Para facilitar el camino hacia la personalización en masa en la fabricación, y garantizar los más altos niveles de productividad y flexibilidad, la nueva fábrica de Shanghai utilizará el software SafeMove2 de ABB, que permite a las personas y a los robots trabajar juntos y de forma segura. Además, los robots YuMi de ABB permitirán una estrecha colaboración en muchas de las tareas de montaje de piezas pequeñas necesarias para fabricar un robot ABB.

ABB fue uno de los primeros en entrar en el mercado de la robótica en China y en contar con una cadena de valor local completa, que incluye I+D, fabricación, integración de sistemas y servicio. A través de una estrecha colaboración con los clientes, ABB ha ayudado a introducir las primeras líneas de impresión, soldadura y pintura de automóviles de China; la primera línea de montaje para teléfonos móviles; y la primera línea de impresión automatizada para electrodomésticos.

La nueva fábrica de Shanghai, la cual cuenta con un centro de I+D, se convertirá en una parte clave del sistema global de suministro de robótica de ABB, junto con la recientemente modernizada fábrica de Västerås, Suecia, y su fábrica de Auburn Hills, Michigan, donde ABB sigue siendo el único proveedor mundial de robots con presencia en los Estados Unidos.